29 de noviembre de 2008

Te espero en el bar de siempre | Zara Bahdí


Te espero en el siete, siete…

Te espero en el mismo instante,
en que tu boca seducía a la mía, el primer encuentro,
me enredo en los sitiales verdes, me despojó de los llantos,

Y te espero…

Tú copa, tan igual a la copa mía,
en el “siete” las paredes hablan,
sin que nadie más lo haga.

Te he esperado tantas veces, tantas frases,
y noches de amor, noches de terror,
Noches de calma extraña.

Me dilato en los diálogos del recinto,
perturbada de voces gráficas,
siento que retumba tu ausencia,
los pasos que no suben la escaleras,
las tablas mudas sin tu llegada,
los vidrios empañados de tanto mirar,
con el rostro pegado a ellos,
desgastando La Alameda, sin que llegues.

Y si no llegas?

Mi corazón se desliza sobre los infiernos que poseo adentro.



Escrito por Zara Bahdí
www.eresllenadevoces.blogspot.com

2 comentarios:

Integrantes dijo...

Mmmmmmmmm... querida tramposilla: este es más bien un poema de mal-amor, porque la unica alusión a la memoria que tiene, es acerca de lo desmemoriado del hombre que no llega.
Igual me gusta por lo intenso que tiene todo tu versar.

Amanda

Zara Bahdí dijo...

Amanda: Este poema fue concursante en en el concurso, Ciudad y Memoria de el Puñal, no soy una tramposa...

te quiero a ti y a los apuñalados.