21 de mayo de 2011

SITIO ERIAZO / Iván Figueroa Bravo, Chile









Una pandereta infinita cerca un sitio eriazo
Ahí, la ya amarillenta maleza sigue creciendo
Cubriendo la tierra reseca
Sobre la que oscura pende
La sombra de una copa de agua gigante

Y a los pies de las estatuas de un otro jardín
Un manto de hojas secas de otoño lo cubre todo
Ahí, no llega aún la brisa fresca de la primavera
Ni osa ahí pie humano,
 hollar la inmaculada naturaleza del olvido

Ni se humillan tampoco
Ni el bronce ni el mármol
Al roce indigno de la maleza,
de las espigas amarillas de los terrenos baldíos de la ciudad

Y el viento
La etérea caricia de lo desconocido
El transparente transcurrir de las corrientes oscuras
Mece las espigas y se estrella contra el cemento infinito de las copas de agua
Mece las hojas marrones de esto otro jardín y se bate violento contra el bronce
Contra el mármol frío y blanco de un pasado
Que proyecta siempre su sombra inescrutable
Sobre la tierra baldía, los jardines perdidos
Y los marjales de brea que brotan
En cada una de las esquinas de la ciudad


Iván Figueroa Bravo, 30 años, chileno, vive, estudia, trabaja y escribe en Génova Italia, donde se desempeña principalmente como mediador cultural en distintos establecimientos educacionales de la ciudad.
Administra desde hace un par de años el blog personal http://lacasadelsimio.blogspot.com y ha publicado recientemente una serie de poemas en la revista Cinosargo, un poema breve en la revista Estrellas Poéticas y otra serie de poemas suyos serán próximamente publicados en la revista Lákuma-Púsaki.