29 de noviembre de 2008

Ella olvida | Ivonne Coñuecar

nos alejamos lenta e irremediablemente / cada una decidió su ciudad de exilio /
su mundo parecía aún tirado por los recuerdos de nuestras calles.
se arrastraba / hacía las cosas que le decía porque olvidaba todo.
las calles de Santiago. mil novecientos setenta y tres. el año en que no nací
los gritos de los torturados escapan del Estadio Nacional / los fans van a los conciertos entre medio de fantasmas. dos mil ocho.
No. Mentira.
ella olvida / nadie lo cree / nadie lo quiere.
sin golpes en un país anestesiado / ella tiene anestesia en las venas /
dicen que los ratones carcomían los úteros. ella lo olvida.
que los tanques rompían las aceras. ella no quiere
que su corazón se llene de otros / le dije entonces que la historia la hacen los pueblos / la memoria va más allá aunque no quiera /
nos alejamos lenta e irremediablemente por las calles de un Santiago que inventamos / Santiago quiso que las bombas explotaran en los ochenta /
que los panfletos volaran en las poblaciones / y que la televisión seducidio de humanoides viniera en picada hasta el libre mercado.
dijeron que no fue así. ella lo olvida.
fuimos a conciertos / llenamos de adrenalina los póstumos asientos / celebramos lo que debíamos celebrar / no supimos lo que pasó. yo no lo olvido

ella escribe de lo que no sabe / ella olvida lo que no sabe / las calles imperialistas e Internet / las cifras se manejan como si fuera otro mundo
los niños jugaban con trompos y bolsas de plástico / nos dejaron sin niños tecnología y pedófilos / nos dejaron sin leyes

ella es la (c)pausa de todos mis males / los que siguen cuando ella olvida todo
los boicots de la memoria que carece / su mirada tan perdida en las plazas con palomas infectadas / ya las migas de pan no son un gesto romántico
el cuerpo de las ciudades en las manos de la memoria que olvida
sin dejar migas / ella olvida todo lo que sabe.

olvida que el lada lo compramos porque acabó la guerra fría / que el olor de los servicios públicos era húmedo y polvoriento / se escuchaban las Olympias y Olivettis.
nos alejamos lenta e irremediablemente de las ferias de los domingos / preferimos el aire acondicionado de los malls / ella olvida el sabor de las frutas.
ella olvida todo.
caminamos por las casas llenas de grúas / gritaste en el metro que me amabas y no te escuché / no hay ideologías. ella olvida que soñábamos. que amábamos / ella olvida que su lápida es sólo el comienzo de mi nueva ciudad.


Escrito por Ivonne Coñuecar
desde Valdivia

Te espero en el bar de siempre | Zara Bahdí


Te espero en el siete, siete…

Te espero en el mismo instante,
en que tu boca seducía a la mía, el primer encuentro,
me enredo en los sitiales verdes, me despojó de los llantos,

Y te espero…

Tú copa, tan igual a la copa mía,
en el “siete” las paredes hablan,
sin que nadie más lo haga.

Te he esperado tantas veces, tantas frases,
y noches de amor, noches de terror,
Noches de calma extraña.

Me dilato en los diálogos del recinto,
perturbada de voces gráficas,
siento que retumba tu ausencia,
los pasos que no suben la escaleras,
las tablas mudas sin tu llegada,
los vidrios empañados de tanto mirar,
con el rostro pegado a ellos,
desgastando La Alameda, sin que llegues.

Y si no llegas?

Mi corazón se desliza sobre los infiernos que poseo adentro.



Escrito por Zara Bahdí
www.eresllenadevoces.blogspot.com

27 de noviembre de 2008

A propósito de Radiohead | Música


Radiohead es un grupo inglés de rock alternativo. El quinteto, formado por un grupo de amigos de colegio en 1985, sacó su primer sencillo, "Creep" (1992), del álbum debut de la banda Pablo Honey (1993), el cual se convirtió en un gran éxito a nivel mundial, en la época en que el grunge (con bandas como Nirvana y Pearl Jam) y el rock alternativo dominaban las radios y los principales listados de música, y posteriormente se consideró a la banda como one-hit wonders. Sin embargo, la banda logró capturar la atención de miles de fanáticos del Reino Unido con su siguiente álbum, The Bends (1995), ganando admiradores gracias a las densas atmósferas logradas con tres guitarras, y al expresivo estilo de cantar (generalmente en falsetto) de su líder, Thom Yorke. El tercer álbum de estudio de la banda, OK Computer (1997), le brindó a la banda la fama mundial y éxito crítico. El álbum, que hablaba de temas de alienación, ha sido aclamado como uno de los mejores de los años noventa.[1]

Entre las primeras influencias de Radiohead, se encontraban bandas de rock alternativo y post-punk como The Smiths, The Cure, Pixies, R.E.M., Joy Division y Magazine. Con los álbumes Kid A (2000) y Amnesiac (2001) la música de la banda tomó un rumbo menos convencional, con influencias de música electrónica (tales como Aphex Twin), el jazz, la música experimental, la música avant-garde y la música clásica. Hail to the Thief es editado en 2003. Aunque álbumes como Kid A y Amnesiac han sido materia de discusión entre los seguidores, Radiohead es considerado uno de los grupos musicales más creativos de su era,[2] atrayendo a múltiples seguidores a sus conciertos e influyendo a grupos y artistas de varios géneros. Radiohead ha tenido un sorprendente éxito comercial, pero la banda se ha destacado por mantener independencia política y musical,[3] pese a haber trabajado para EMI, uno de los más grandes sellos discográficos, con la cual no renovaron contrato discográfico, prefiriendo firmar con el sello discográfico independiente, XL Recordings. La banda lanzó de forma independiente y sin intermediarios su séptimo álbum de estudio, In Rainbows, mediante descarga por internet en formato digital desde la página web de In Rainbows al precio que decidía el comprador (incluso gratuitamente). Posteriormente, se editó en formato físico (CD y vinilo).

El estilo musical de Radiohead, notable por su variedad y experimentación, puede ser explicado por los variados gustos musicales de sus integrantes. El guitarrista principal de la banda, Jonny Greenwood es un músico que toca desde la guitarra hasta instrumentos como el ondas Martenot, el banjo, la viola y la armónica. El cantante y líder Thom Yorke, además de escribir la mayoría de las letras, toca diversos instrumentos y se enfoca en la manipulación digital del sonido, a través de la música electrónica. Es más, él y Greenwood aparecen en los créditos de Hail to the Thief en la ejecución de un ordenador portátil.

A pesar de que Yorke y Greenwood son vistos en general como las principales influencias creativas en la banda, y la creación de las letras es un trabajo casi independiente de Thom Yorke (con algunas excepciones), el sonido del grupo es principalmente un trabajo en conjunto, y todos los integrantes del grupo son citados por igual en los créditos de sus discos. Por ejemplo, Ed O'Brien es usualmente el guitarrista y vocalista de apoyo de la banda, pero es también el responsable de varios de los ruidos y efectos sonoros que se escuchan en sus temas (como en el final de “Karma Police”) y un buen baterista. Desde las sesiones de grabación de Kid A y Amnesiac los integrantes de la banda se han sentido menos restringidos a tocar siempre su instrumento y a menudo cambian de roles según lo que requiera la canción, a pesar de que en los shows en vivo los puestos suelen ser más fijos.

El espíritu creativo de la banda se ve también reflejado en la cercana relación del grupo con sus productores, en particular con Nigel Godrich, quien trabajó como ingeniero en The Bends y luego como productor junto con la banda en OK Computer y en los tres álbumes que le siguieron, además de producir el disco en solitario de Thom Yorke, The Eraser (2006). Godrich ha sido nombrado a menudo como el “sexto radiohead”, en alusión al trabajo de George Martin con los Beatles. Sin embargo, esta asociación se rompió temporalmente, debido a la decisión de la banda de trabajar con Mark "Spike" Stent en las sesiones de grabación de In Rainbows, pero finalmente volvieron a contar con Godrich para producir este disco.

Formación y primeros años (1985-1991)Radiohead se formó a mediados de los años ochenta, en la escuela Abingdon (un colegio privado para varones) en Oxford, Inglaterra, a la cual el baterista Phil Selway, el guitarrista Ed O'Brien, el cantante/guitarrista Thom Yorke, el bajista Colin Greenwood y su hermano Jonny acudían. Todos provenían de familias de clase media y empezaron a tocar en el salón de música de la escuela, tomando el nombre del único día de la semana en que podían ensayar: On a Friday (en un viernes). Entre las tempranas influencias de On a Friday se encuentran The Smiths, Morrissey, Joy Division, Magazine, Queen, R.E.M., The Cure, Roxy Music y Elvis Costello. La banda tocó en su primera fiesta en septiembre de 1986, en un bar de Oxford. Jonny era el miembro más joven de la banda y al principio sólo tocaba la armónica, hasta que pudo persuadir a sus compañeros de tocar la guitarra.
Cuando los cinco miembros de la banda dejaron Oxford para asistir a la universidad, estos suspendieron casi cualquier actividad con el grupo, practicando solamente en días festivos, aunque planeando regresar a la banda. Finalmente, después de cuatro años de inactividad, en los cuales todos los miembros excepto Jonny finalizaron sus carreras, la banda regresó en 1991. On a Friday comenzó a lanzar demos, entre ellos el demo Manic Hedgehog, y volvieron a tocar conciertos. La popularidad de la banda en la región de Oxfordshire creció hasta el punto de aparecer en la portada de Curfew, una revista local de música. Aunque Oxfordshire y la región del valle del Támesis habían tenido una escena de música independiente activa a finales de los años ochenta y comienzos de los noventa, esta se centró en bandas de shoegazing como Ride y Slowdive. On a Friday no era visto como un grupo que encajara en este género, y comentaron que habían perdido rastro de este cuando habían regresado de la universidad.

Pablo Honey & The Bends (1992-1995)A medida que los conciertos de On a Friday comenzaron a aumentar, varias discográficas empezaron a mostrar interés por la banda. Finalmente, el grupo firmó un contrato por seis discos con EMI. A instancias de la empresa la banda cambió su nombre al de una canción de los Talking Heads del álbum True Stories (1987), llamada "Radio Head". El EP debut de la banda, Drill, fue producido por los managers de la banda Chris Hufford y Bryce Edge. Sin embargo, poco después de lanzar Drill en mayo de 1992, la banda contrató a Paul Kolderie y Sean Slade (conocidos por sus trabajo con Pixies y Dinosaur Jr.) para producir su primer álbum de estudio. El álbum debut de la banda, Pablo Honey, se grabó en tres semanas en un estudio de Oxford, en otoño de 1992.[4]
Con el lanzamiento de su primer sencillo, "Creep", a finales de 1992, la banda comenzó a recibir atención de la prensa musical británica, aunque no siempre favorable. NME los llamó "una imitación cobarde de una banda de rock",[5] mientras que "Creep" fue retirada de BBC Radio 1 por considerársela "muy depresiva".[6] La banda lanzó en 1993 Pablo Honey, comenzó una gira por Norteamérica y lanzó el irreverente sencillo Pop is Dead (que no hacía parte del álbum). El grupo estuvo a punto de separarse cuando "Creep" se convirtió inesperadamente en un éxito repentino en Estados Unidos. Canciones del álbum como "Anyone Can Play Guitar", "Stop Whispering", "Thinking About You", hicieron que a la banda se le reconociera como los "Nirvana británicos". La gira de promoción de Pablo Honey duró casi dos años, y la popularidad del álbum creció internacionalmente, gracias principalmente al éxito de "Creep," que se mantiene como la canción de mayor éxito de la banda a nivel mundial.
Poco después la banda comenzó a trabajar en su segundo disco. El trabajo con el veterano productor John Leckie contribuyó significativamente al sonido de su segundo álbum. Jonny recuerda que lo mejor de trabajar con Leckie es que no les dictaba en absoluto que hacer, permitía que ellos lo resolvieran. Sin embargo, las presiones dentro de la banda estaban muy altas, debido a que se sentían sofocados por el éxito de "Creep" y a la necesidad de hacer otro hit igual, o mejor. John Leckie recuerda la presión de hacer canciones como "Sulk", "The Bends", "(Nice Dream)", o "Just", éxitos instantáneos en Estados Unidos. Finalmente la banda dejó el estudio en un intento por relajar la atmósfera y se fue de gira por Australasia y el Lejano Oriente.
My iron lung EP (1994) contenía la canción del mismo nombre y fue lanzado mientras la banda estaba de gira, marcando una transición entre el pop-rock de Pablo Honey y los sonidos más profundos de su segundo álbum. Habiendo pulido y completado las canciones de su nuevo trabajo en el viaje volvieron a Inglaterra, donde completaron su álbum en una quincena hacia finales de 1994; mezclándolo y lanzándolo en mayo de 1995. La banda finalmente alcanzó el éxito en Gran Bretaña (en medio del éxito de Oasis) y se ganó nuevos fans gracias a las densas atmósferas sobrecargadas de guitarras, que recuerdan curiosamente al disco The Unforgettable Fire de U2, como también el expresivo canto, a menudo en falsete, de Thom Yorke. El álbum produjo los singles "Fake Plastic Trees", "Just" y "High and Dry", pero el mayor éxito vino con el último single, "Street Spirit (Fade Out)", que alcanzó el Top 5 en Gran Bretaña.
En el verano (boreal) de 1995 Radiohead fue de gira con R.E.M., una de sus mayores influencias y, por aquel entonces, una de las bandas de rock más importantes del mundo. Después de que R.E.M. elogiara a Radiohead los dos grupos continuaron una relación cercana y a menudo Michael Stipe actuó como mentor para su amigo Yorke. El ruido provocado por tener como fans a los R.E.M. y la rotación de vídeos como "Just", contribuyó a hacer conocido a Radiohead fuera de Gran Bretaña.

Phil Selway comenta que cuando salió The Bends todo el mundo decía que era muy anti-comercial, y doce meses después ya se le consideraba un clásico del pop. También dice que la discográfica estaba preocupada por no tener ni siquiera un hit en el álbum, y que terminaron teniendo cinco Top 30. Sin embargo, aunque aclamado por la crítica, en el resto del mundo no logró tener el mismo éxito comercial que “Creep”. Destacó igualmente la colaboración de Caroline Lavelle tocando el violonchelo.

OK Computer (1996-1998)
Después de The Bends, Yorke dijo que el próximo álbum querían producirlo ellos mismos. Ya tenían una canción para éste: “Lucky”, la cual fue grabada en septiembre de 1995 para un álbum de caridad: The Help Album, de la ONG War Child. Radiohead también compuso dos canciones para la adaptación de 1996 al cine del clásico Romeo + Julieta: "Talk Show Host" y "Exit Music (For a Film)". La primera era una remezcla de uno de los lados B de Street Spirit (Fade Out), un single de The Bends. La segunda era una canción nueva, para ser incluida eventualmente en un nuevo álbum y que también fue utilizada en la película Infidelidad.

Con la ayuda de Nigel Godrich, Radiohead produjo su siguiente disco comprando su propio equipo de grabación y comenzando a trabajar a comienzos de 1996. Hacia julio ya habían grabado cuatro canciones con el coproductor Godrich, en su estudio de ensayo, Canned Applause, un cobertizo cerca del pueblo de Didcot, en Oxfordshire. Su plan era mantenerse alejados de los lugares convencionales de grabación. Habiendo aprendido con The Bends, la banda decidió interpretar y perfeccionar sus canciones tocando en vivo, saliendo de gira brevemente como banda de apoyo de Alanis Morissette, antes de completar el álbum. El resto de éste fue grabado en la mansión del siglo XV de la actriz Jane Seymour. Las sesiones de grabación fueron relajadas, con la banda tocando todo el tiempo, grabando las canciones en los diferentes cuartos y escuchando a todo volumen a DJ Shadow, Ennio Morricone y la canción de los Beatles "I Am the Walrus" para inspirarse. Desafortunadamente, un poco de la misma tensión de las sesiones de The Bends apareció de nuevo durante la etapa de selección de las canciones que compondrían el disco. Hacia finales de año el álbum estaba listo y en febrero/marzo de 1997 fue mezclado y masterizado.
Radiohead lanzó OK Computer en junio y julio de 1997, alcanzando un aún mayor favor de la crítica, que no tardó en considerarlo como la cumbre del rock en la última década, junto a discos tan importantes de los 90 como Nevermind, de Nirvana. Un álbum de rock melódico y sonidos hipnóticos con varios toques de electrónica y experimentación, y una voz que desgarra las letras; en OK Computer, Radiohead introduce elementos musicales poco comunes, experimentando con sonidos de ambiente, ruidos y electrónica. El disco incluye los singles "Paranoid Android", "Karma Police" y "No Surprises" (elegida como la mejor canción de 1997 para la revista Argentina Los Inrockuptibles); además de otra canciones favoritas del público como "Let Down" (cuyo lanzamiento como single estaba planeado, aunque luego se canceló). OK Computer ganó un Grammy al mejor disco de Premios Grammy al mejor disco de rock alternativorock alternativo y fue nominado a disco del año.
OK Computer estuvo acompañado por un tour mundial, llamado Against Demons ('Contra Demonios'), el más grande de la banda hasta el momento. Grant Gee, el director del vídeo de No Surprises, acompañó a la banda en su gira y la filmó, para luego hacer el documental Meeting People Is Easy ('Conocer Gente Es Fácil'), lanzado en 1999. El documental muestra la mala voluntad de la banda con la industria de la música y el agotamiento que sufrieron sus integrantes luego de casí un año de gira (desde mediados de 1997 hasta mediados de 1998). Radiohead también lanzó una compilación de sus videos musicales (7 Television Commercials, a principios de 1998- en VHS-) y dos EPs: No Surprises/Running From Demons (1997) y Airbag/How Am I Driving? (1998) durante este tiempo. El más notable es el segundo, que marcó una transición entre el rock alternativo progresivo de OK Computer y sus próximos trabajos, de un sonido más "atmosférico".

Miembros:Colin Greenwood
Jonny Greenwood
Ed O'Brien
Phil Selway
Thom Yorke

Discografía de estudio:Radiohead - Pablo Honey (1993)
Radiohead - The Bends (1995)
Radiohead - OK Computer (1997)
Radiohead - Kid A (2000)
Radiohead - Amnesiac (2001)
Radiohead - Hail To The Thief (2003)
Radiohead - In Rainbows (2007)



Franco Sinisi es un chico argentino de 18 años, le gusta la música y la quiere compartir. Escribe bajo el pseudónimo de Fantômas en el sitio http://www.soydelmonton.com/.

26 de noviembre de 2008

El sueño del tigre


¡Muy pronto!

Imágenes del planeta tierra | Microcuento

Un hombre pedalea una bicicleta. La calle está vacía y se cree el dueño de la pista. Con la maestría que se obtiene por la práctica, supera la dificultad. Respira a un ritmo poderoso. El cerebro dirige los impulsos hacia sus músculos. El oxígeno es convertido en biomecánica. Su pierna izquierda, la única que tiene, gira suavemente sobre el pedal.


Noviembre de microcuentos en El Puñal.


Texto escrito por Elizabeth Cárdenas
Miembro de El Puñal
http://www.chuscadesietesuelas.blogspot.com/

25 de noviembre de 2008

La Flecha | Leonardo Lara



Erré la flecha hacia ese punto del aire
que se cruza entre una nube y un sueño
palpé bien al viento
lo descubrí adelantando su paso
por un pétalo que me levantó las cejas
que me creó en un camino pasado
y aventuró mis ojos hasta los ríos
Yo erré la flecha hacia ese punto del aire
que sea inerte entre un gorrión y un deseo
sentí bien el arco
lo alcé firmemente contra el cielo
llevé su cuerda tras mis ojos
y brindé con mi cuerpo la peligrosa aventura
Yo erré la flecha cual traspasó el sueño
cortó las alas del gorrión, acabó un deseo
y cayó al hacer llover una nube
El arco se redujo en mis manos
que olvidaron como construir fuera del cuerpo
y ante un árbol que descosía sus hojas
mis párpados olvidaron como tener abiertos los ojos


Leonardo salió este año de la enseñanza media. En el 2007 trabajó en el taller de don Floridor Pérez, en el Café Literario de Providencia. Durante el 2008 estuvo el primer semestre con German Carrasco en Balmaceda 1215. Piensa estudiar literatura en la universidad...

24 de noviembre de 2008

Love is a fist | Carlos Almonte

El lamento rememora a un Santiago que no incumbe a nadie. Camino entre el llanto de cascadas y el reflejo de sus aguas en el Cerro de la Virgen. Capital de humos y de asaltos y de putas que se enfrentan entre sí a las cuchilladas.


Los senos se resbalan
y los travestis sin olor engullen pisco y ron barato
detrás de los portales
se ocultan de las luces
de la policía
de
una ciudad ajena, que resguarda a la población
de atropellos a la moral
de costumbres arraigadas
de por vida.


Cruzo la ciudad de noche, bajo edificios artesanos, filtraciones y más gotas que inundan corrupción de fraudes aduaneros, grúas y traslapos. Otro día en la ciudad, piensa ella, o más debacle que continua balaustrada*.

No conozco la salida de estos días.



* Escribe Gonzalo Díaz, con su lenguaje hecho de gestos que sujetan -a duras penas- las paredes del galpón de Matucana. El olor podrido, el neón y el calor de Alicia que sonríe sin entender más que su próximo destino.




Mención Honrosa del Concurso de Poesía 2008 "Ciudad y Memoria", de Revista El Puñal.

Recoleta | Mauro Rojas

Hay que estar cerca del hogar a la hora
de perder el tiempo
hay que estar cerca cuando el barrio
se vuelva desierto
y los desocupados se hagan fantasmas,
fantasmas las botellas, fantasma la basura
del pasaje, fantasmas las conversaciones,
y los trabajos de los que están mirando la calle
los que están mirando la tierra
son igual.
Parece que tenemos el sol en la boca
parece que el sol se escondió del verano
y del sol se escapa la enfermedad
y los discursos y las imágenes.
Santiago se murió ayer para él,
ya no hay más solicitaciones
ni más empresas, ni más ventas
todavía ella cría un niño
todavía ellos juegan
Él va a un lugar a vender, él va a vender
su trabajo, su espalda,
pero es el calor el que está aquí,
y él dice: ¿para qué son los huesos
sino para gastarlos?
¿para qué es la vida sino para trabajar o celebrar?
¿para qué es vivir sino para morir?
Ellos nacen en Recoleta y ellos
celebran en sus pasajes,
silencio de lo que envejece y música de siempre,
no hay muerte a la cual huirle
y no hay riqueza que buscar.

Entre esa emoción ellos se besan
y hacen el amor
los borrachos juegan y lloran
los flaites roban en las tardes
los viejos duermen
y los niños se tocan.


Mención Honrosa del Concurso de Poesía 2008 "Ciudad y Memoria", de Revista El Puñal.

Hormiguero | Patricia Franco

La ciudad se estira
oriente a poniente
norte a sur
traga sembrados
borra potreros
le brotan en cambio
extraños nichos
celdas temporales
o a perpetuidad
exhala vapores
envenena el aire
los pobladores sufren
enferman
se deprimen
mueren antes
de término de contrato
pero
___aunque parezca raro
________no se van.


Mención Honrosa del Concurso de Poesía 2008 "Ciudad y Memoria", de Revista El Puñal.

Sin título | Julieta Marchant

y con la sensación
de ser una eterna cicatriz
que vaga por la ciudad
Gladys González



cuando la ciudad comience a estrecharse
tocaremos las murallas para hacer habitables
las manos los ojos toda la humanidad
que destila aún lo que nos queda
nuestra ciudad de cartón
recorrida en los temblores y titubeos
de tu mano inquieta que se acerca intentado definirla
suponer los contornos las fronteras que pretendes
cuando lo que se mueve no es lo que nombramos
sino el gesto de nombrar

cuando la ciudad comience a estrecharse
y se vuelva un pasillo circular
palparemos lo que nos queda:
los residuos
y la memoria que se vacía de pronto
para sostenerse en el aire y caer

atados a esos retazos
a lo que suponemos necesario
para hacer de este silencio algo comunicable
la clausura de las bocas y no de las voces
que palpitan por dentro
y tú que te pierdes en esta ciudad inmensa
donde todos los pasillos son simplemente pasillos
donde los callejones son condiciones para quedarse atrapado

el polvo la ceniza que ha traído el viento
aunque escasa se nos pega a los talones
y nosotros que intentamos remover las raíces
que nos sacudimos aunque eso quiera decir alejarnos
de un presente remoto que por imposible
late puja y rompe fibras

los tejidos de lo que conocimos a lo lejos
y que vemos cómo se distancia al fondo del camino
esto que siempre se nos escapa y se nos va
apoyándose y esperando en las esquinas
la ciudad que de pronto es un dibujo un esbozo quizá
de lo que solía ser una ciudad
la patria que es cualquier cosa menos el hogar
el hogar que es el olvido de las calles
siempre un cuerpo que transita por las veredas
y en el centro todas las avenidas vaciadas
las huellas que se borran
los dibujos que pensamos posibles

la ciudad como dos muros que se unen al azar
y este el olvido que ha roto puentes y escaleras





Poema Ganador del Concurso de Poesía 2008 "Ciudad y Memoria", de Revista El Puñal.



23 de noviembre de 2008

Tocata

Rojo Intenso | por Sonia Leal

Su estudio era un espacio amplio apto para el desorden, piezas de ropa dispersas por todo el lugar, papeles de diario cubriendo el suelo, restos de pintura en los muebles, botellas de licor vacía en las esquinas de la habitación, una cama deshecha y una sola ventana por donde de vez en cuando entraba el sol.
Paolo mojó su pincel con decisión en el vaso con agua. Miró el lienzo y se dijo así mismo ya me hablará, mientras se paseaba por los papeles de diario en el suelo y miraba su entorno como buscando algo. De pronto sus ojos se detuvieron ante unas fotografías colgadas en la pared. Era la imagen de sí mismo en el pasado mucho más joven y feliz posando para una revista italiana y sosteniendo su premio al talento revelación de aquel año. Le irritaba pensar que nada tenía que ver con el Paolo de hoy: rostro apesadumbrado, cabellos canos pese a sus 38 años, manos huesudas y frente llena de pliegues... sin duda aquel hombre veinteañero de la fotografía ya era parte del ayer. ¿De qué se reiría él en aquellos años? ¿de su época de sequía creativa actual o de la gran obra que estaría a punto de realizar?
Se dirigió hacia la mesa. Se sirvió una taza de café. El lienzo seguía estando en blanco y todo su ser entraba en cólera de sólo pensar en ese vacío que nublaba su mente. Sus manos, que dejaron la taza sobre el platillo desde donde la había retirado de su mesa, pasaron a tocar unos sobres impresos con un membrete bancario y que estaban algo arrugados. La expresión de su rostro se ensombreció por unos momentos. Tenía que salir algo pronto de ese lienzo, si no, se vería en serios aprietos. Giró su cuerpo y caminó con paso seguro por la habitación. Se asomó a la ventana con la esperanza de encontrar un incentivo, algo que le ayudase a vencer ese bloqueo y la inspiración llegara por fin, sin embargo, luego de observar unos minutos, nada logró motivarlo.
El ruido del teléfono lo desconcertó. Miró por todos lados y no pudo dar con el aparato. Mientras el insistente ring continuaba, Paolo se tapó los oídos con las manos y se arrodilló en el suelo, tratando de evadirse del momento, del sonido, de su falta de inspiración, de sus deudas, de su soledad. Su mente divagaba entre recuerdos y aplausos del pasado. De pronto vino a su memoria la imagen de aquella musa de años atrás, a quién había abandonado a su suerte en Milán. La muchacha mirándole desde el balcón, mientras él subía sus maletas al taxi. En un momento se había volteado a mirarla pero ella ya no estaba. ¡Si él no hubiese sido tan orgulloso!
—Paolo. —escuchó de pronto a su lado.
Sobresaltado volvió su rostro hacia la puerta de entrada. El intruso era de baja estatura, cuerpo pequeño, algo robusto, de ojos intensos y de escasa cabellera. Sus manos pequeñas y gruesas sostenían un duro maletín de cuero negro y su atuendo era bastante formal.
—Paolo, ¿no escuchaste el timbre? —preguntó el hombre quién le miraba estupefacto—, estuve un buen rato tocando y nunca me abriste.
—¿Y cómo entraste? —preguntó luego de que por fin logró articular palabras.
—Pues... sólo empujé la puerta. Tienes que tener cuidado, no querrás que alguien entre a robar las pocas pertenencias que te quedan, ¿verdad?
—No es mucho lo que queda Alfonso, así que no importa que entren.
—Vamos Paolo, no seas pesimista. Todavía tengo fe en ti. Por algo sigo siendo tu representante, ¿no?
—Pues no deberías... he estado toda la noche en vela y nada ha salido de ese lienzo. ¡Absolutamente nada!
—A lo mejor necesitas salir de este estudio por un rato, te haría bien el aire de afuera, salir con alguna chica, ¡Vivir la vida, hombre!
—Para que luego ella se mate como sucedió con Amelia, ¿verdad? pues no, gracias.
Alfonso lo miró por unos instantes conmovido. El fantasma de Amelia había vuelto a surgir entre ambos y para él era un tema ya cerrado. Tenía muy presente eso sí aquel fatídico día en el que la muchacha se había quitado la vida. Él fue quien descubrió el cuerpo la mañana siguiente y nunca pudo explicar qué había ido a hacer él en esa casa ya abandonada muchas horas antes por su representado.
—No sigas culpándote por lo de Amelia, ella ya había cumplido 20 años cuando se separaron en Milán, eso fue solo el destino.
—No trates de hacerme sentir bien. Yo la abandoné.
—Eso fue hace 10 años, Paolo. Ya sería bueno que lo dejaras atrás.
—¡Nunca! —gritó enfurecido Paolo—, ¿cómo olvidar que me fue infiel y que nunca la perdoné? Fue mi culpa que se fijara en otro, y estoy seguro, luego de todos estos años, de saber quién era ese otro, el desgraciado que también la abandonó por miedo a lo que yo pudiese hacer.
Alfonso se acercó nervioso a la mesa buscando algo de café. Cuando logró dar con una taza sin usar, se sirvió un poco, mientras se esforzaba por calmar su respiración. De pronto su atención se centró en los sobres de cobranza del banco. Paolo notó que Alfonso los había visto.
—Quieren embargarme, Alfonso, ¿qué gracioso, no? quieren embargar la cama, la mesa, la silla, y mis pinceles— rió con ironía.
—Paolo, esto es serio —dijo tomando el sobre y sacando el contenido— podrías ir preso por esto.
Paolo había tomado nuevamente su pincel y había empezado a trazar lineas sobre el lienzo.
—No me digas lo que tengo que hacer Alfonso, ya sabes que me irrita tu tono mandón.
—Paolo, no te molestes conmigo, solo hago mi trabajo.
—Si hicieras bien tu trabajo, yo no estaría pasando pellejerías, ¿no?
Alfonso había dejado la carta sobre la mesa y le miraba enojado. Paolo seguía tirando trazos sobre el lienzo y continuaba reprochando a Alfonso. Este se defendió:
—¿Y qué me dices de tu desorden? Nadie puede vivir en estas condiciones. Yo me preocuparía.
—¿Ves? ya me estás diciendo qué hacer. ¿No deberías estar llamando a las galerías para ofrecer mis pinturas?
—¿Y qué pinturas quieres que ofrezca? Todavía no terminas ni una sola.
Paolo seguía pintando con ira sobre el lienzo. Había tomado ya la paleta de los colores más intensos y seguía liberando sus emociones sobre el fondo blanco, ese que tanto odiaba y aborrecía aún más gracias a la discusión que estaba sosteniendo con Alfonso.
—No me vengas con sermones, Alfonso. Un representante sabe lo que significa trabajar con un artista.
Paolo había estado desquitándose con la pintura, colores y trazos firmes le estaban llevando a un estado de máxima creatividad y la posible imagen de una mujer sobre un charco de sangre salía de sus movimientos erráticos y desquiciados.
—Pues sí, los artistas son extraños, pero tú te pasaste del límite.
—¿A sí? ¿pues qué me dices de los representantes? Tan pronto el artista deja de producir, se vuelven malditos y te abandonan o peor, se quedan para restregarte el fracaso en tu cara.
Trazos iban y venían por el lienzo y la mujer iba tomando un rostro, era su musa, Amelia sobre la bañera. Sin embargo, le faltaba algo a la imagen, algo que realmente resaltara su belleza y la crueldad de la escena.
—Suficiente, me marcho —dijo mientras tomaba su maletín— No vales la pena. Con razón Amelia se buscó a otro. Estoy seguro que ese hombre realmente la amaba y la podría haber hecho más feliz que tú.
Esa fue la gota que rebalsó el vaso. El artista se apartó de su obra y corrió hacia Alfonso, derribándolo. Este intentó defenderse pero Paolo era un hombre de gran altura y fuerza, así que comenzó a golpearlo primero con los puños y luego con el maletín que había caído al suelo junto a él. Entre quejidos Alfonso intentaba convencer a Paolo que le dejara en paz, pero los golpes se hacían más fuertes cada vez.
—Desgraciado, ¡siempre supe que eras tú! — gritó Paolo, mientras seguía castigándolo.
Luego de un rato, Alfonso ya no hablaba, sus manos ya no luchaban por zafarse de la ira de Paolo...
Paolo abrió sus ojos y estaba frente a su pintura. El rostro de la bella Amelia le conmovía. En sus manos tenía una pintura de color rojo intenso y de textura viscosa y por sobre todo de procedencia nueva, nunca antes usada en sus anteriores creaciones. Pasó sus dedos sobre el lienzo. Ahora sabía con certeza que esa sería su obra de arte.

Emisora de noche | por María Elena Monsalve

Mientras mira a través del ventanal busca una emisora, tantas luces encendidas en las avenidas hacen ver a los edificios más vacíos. La selección se detiene en una emisora donde conversa una pareja ¿cuántas personas, a esta hora, la estarán escuchando? Un escalofrío le recorre la piel, quizá un presentimiento. Muchas veces le han dicho que no es bueno ir en contra del reloj biológico, y ahora la melancolía le está pasando la cuenta.
Cambia a otra estación, una que lo haga cantar en español. Trabajar de noche es lo suficientemente triste, más si es en solitario, en los ratos con poco movimiento se exacerba el monólogo interno, ese que se ausenta y nos evade cuando de día brillan las hojas verdes y la calle se mueve con las pulsaciones del semáforo.
Así va, de dial en dial, haciendo que la música y sus letras se fundan, frases enteras abriendo con una ganzúa el soliloquio, entran por capilares, venas, arterias invisibles, hasta que el músculo no late en el pecho, sino desde el pulso eléctrico de la radio. Se mira las manos, el rostro en el espejo parece irreal, esas no son sus lágrimas. La ventana se abre, el viento si lo puede apreciar, es el último piso. Ya no siente temor ni vértigo, el parque está delante, desde alguna parte viene la música. Dicen que algunas personas escuchan voces que sólo están dentro de sus cabezas, ella escucha una música que apaga los otros sonidos. El aire la abraza en la caída, en un instante el pasto se siente tan blando y al otro ya no alcanza a apreciar el rocío que cayó durante la noche, la más larga.

Afiche multicolectivo para Bicultura

Este afiche/poema fue diseñado por Amanda Espejo del grupo La Mancha (de Quilicura). Además de poesía es un trabajo que involucra a otros equipos como son Azul@arte, Cinosargo, Amano y El Puñal.
Este y otros trabajos se pueden ver en una exposición que se está realizando hasta el 7 de diciembre en el metro Quinta Normal, dentro del marco de la fiesta de la Bicicultura (www.bicicultura.cl).

16 de noviembre de 2008

La Mancha Nº 12


Ya se lanzó el Nº 12 de Revista La Mancha, en un lugar de (Quilicura).
En este número se presentan como invitados especiales a poetas de la Quinta Región, además de escritores de La Cisterna, Maipú y Quilicura.
Se puede conseguir revisando el blog www.lamanchadesdequilicura.blogspot.com.

Ciudad y Memoria | Ganadores

Ya tenemos los resultados de la invitación que extendimos para reflexionar poéticamente acerca de la interrelación de ciudad y memoria. La convocatoria superó nuestras expectativas. De los trabajos enviados, escogimos cuatro que presentamos a continuación:



Poema Ganador
Sin título, Julieta Marchant

Menciones Honrosas
Hormiguero, Patricia Franco
Recoleta, Mauro Rojas
Love is a Fist, Carlos Almonte

La experiencia de la ciudad como lugar humano, como hábitat y como fuente de identidad es un fenómeno que nos incluye a todos en mayor o menor medida. La memoria es un recurso de poco valor hoy en día, síntoma del cual es el descuido de nuestros monumentos nacionales menos consagrados. Para usar palabras de Borges, cada vez que muere un recuerdo, algo de la ciudad muere con nosotros. Estos textos conjugaron exitosamente el cruce de estas dos coordenadas y se destacaron tanto por la depuración del lenguaje, como por la diversidad y madurez de su contenido.
Agradecemos la participación de todos los que tuvieron la gentileza de enviarnos sus trabajos desde fuera y dentro de Chile. Los invitamos a seguir en contacto con nuestro proyecto.

Rodrigo Suárez
Director
El Puñal

12 de noviembre de 2008

Nos encontramos | Microcuento




El silencio se colaba por cada rincón. Cargaba descalzo con sus manos hinchadas un baúl de cuero tapizado. De súbito, lo dejó caer sobre unas almohadas de seda gastada que se hallaban en la habitación. Cogió de su interior cuantas fotos surcaron en sus manos, leyó cuantas letras desbordaron sus ojos. “…Te veré pronto viejo, viejo mío…”, perdió el aliento, calló el viento que husmeaba con nostalgia y desnudó sus lágrimas con las manos apretando su pecho. Se levantó deprisa, descendió por las escalas y se desvaneció su alma al besar la frente de su hijo desaparecido.


Noviembre de microcuentos en El Puñal.

Mi nombre es Felipe Rodriguez, estudiante de arquitectura de primer año. Amante del arte, tanto por la pintura y la literatura. Conservo hasta hoy un gran interés por la poesía, la filosofía, la historia y la psicología. La música, como el jazz, el reggae, el rock latino y la trova, acompañan mis días y mis noches para endulzar mi vida. En mis tiempos libres suelo pintar en oleo, compro libros de mis gustos, salgo con mi pareja o me reuno con amigos. Uno de mis sueños es llegar alto en el mundo artístico cultural.

Catabática | Lanzamiento



El próximo 19 de Noviembre, nuestra amiga Ivonne Coñuecar, estará lanzando en la hermosa ciudad de Valdivia su libro Catabática. Se realizará en el café La Última Frontera, a las 20 hrs.

Bienaventurados los que puedan asistir.




10 de noviembre de 2008

Mío | Microcuento


Me lo dijiste más de una vez: soy tuyo, tuyo totalmente.
Yo te preguntaba: ¿de cuerpo y espíritu? Sí, - asentías tú -, de cuerpo y espíritu. Todo lo mío es tuyo. Ahora, anda...cómeme de nuevo.
No entiendo entonces lo que te pasa... no comprendo el gesto dolido de tu rostro, el reproche vívido y hasta el miedo – casi, diría yo – con que me miras mientras te desangras lentamente sobre mi cama.
Digo, me miras. O más bien, miras el pingajo sangrante que sostengo entre mis dientes.
Acaso, ¿no repetiste hasta el cansancio que lo tuyo era mío?



Noviembre de microcuentos en El Puñal.

Escrito por Amanda Espejo, grupo La Mancha de Quilicura
http://www.lamanchadesdequilicura.blogspot.com/
Ilustración de Francisca lagos



6 de noviembre de 2008

El Espejo | Microcuento


Salió X del cuarto de autoflagelación en que había convertídose la ducha matinal. No podía escribir sobre el espejo empañado de su baño el nombre de su amada y el suyo. Había razones para ello: no tenía plata para gas, no recordaba el nombre de ella, ella no estaba allí, sus manos sólo era muñones de dedos cercenados, había roto el espejo del baño de su casa, ya no volvería a su baño, no recordaba siquiera su nombre; había olvidado casi todo una mañana al entrar a su baño, ver a otro hombre con su mujer desnudos haciendo el amor…



Noviembre de microcuentos en El Puñal.



Escribo desde los 10 años. Solo dos veces participe en concurso literarios. La primera vez a los años, respresentando a mi escuelita de Quilicura en un concurso comunal y saqué un tercer lugar en poesía. La ocasión siguiente fue este año mande este cuento que les envío al Santiago en 100 palabras y es un buen recuerdo, porque lo escribi como a los 19 años. Como verán no soy muy afin a los concursos literarios, a casi ningún concurso, ni siquiera los de azar para ser sincero.
Sociólogo de profesión por necesidades materiales y "escribiente" por necesidades espirituales. No me considero escritor, ya que eso implica cierto oficio incomprendido, pero vital. Con todo he pasado por amplias sequías narrativas, nada angustioso, pero cuando vuelvo a narrar me doy cuenta que es por nostalgia. Nací un 3 de Septiembre de 1973 y soy agostizo, en Quilicura. Floridano de casi toda la vida y Nuñoino de residencia actual.

Ciudad y Memoria a fines de noviembre


Para los que han preguntado cuándo estarán los resultados de Ciudad y Memoria... Estarán siendo entregados la última semana de Noviembre.

¡Paciencia!

Chusca de siete suelas | Lanzamiento


¡Este fin de año se viene con hartas novedades! Entre premios, concursos y lanzamientos, tenemos el lanzamiento de un folletín creado por uno de los miembros de El Puñal, como trabajo independiente. Se trata de "Chusca de 7 suelas" número 1 (noviembre 2008), titulado Big bang . Mezcla poesía, cuentos, fotos. Es una publicación de creación, sencilla, de bolsillo, para jugar un poco.

Más detalles en http://chuscadesietesuelas.blogspot.com/2008/11/chusca-de-siete-suelas-lanzamiento.html

4 de noviembre de 2008

El frío no congela, duele | Cuento

[Fragmento]
Cuando era chico, por la década del cincuenta, en la Patagonia se vivía de la tierra, se soportaban los grados bajo cero de los que ahora nos quejamos, los accesos y caminos existían por las huellas del hombre, de tropillas y de erosiones. No fue un paraíso para mi padre llegar aquí como uno de los primeros, ni tampoco para mi generación, a los que simplemente nos tocó vivir en este lugar alejado de todo, entre montañas que son inmensos muros y un clima que te arrastra hasta pensar que jamás saldrás de ahí.
Existía sólo un equipo de radio para un área bastante extensa, la de mi padre. Los vecinos caminaban kilómetros para reunirse a escuchar el único medio que nos mantenía conectados. Muchos creían que habían pequeños hombrecitos dentro del aparato, tampoco sabían que mi padre la hacia funcionar con la batería de su camioneta y que este ejercicio requería de un trabajo enorme desde la mañana. El viejo llegó de Chiloé, joven y pobre, de Quicaví, arrastrando su apellido mapuche por los archipiélagos que resquebrajan nuestra geografía. Nunca se caracterizó por ser benevolente ni risueño, había que trabajar la tierra, la educación era sólo para algunos -decía, además de enseñarnos a golpes que nuestro futuro estaba ahí, madrugando y soportando el inclemente clima austral.
Cuando ya terminaba el otoño, hacíamos una bola con el chuño que quedaba cuando se hacían los milcaos para todo el invierno, todas las mañanas había que levantarse a ordeñar, se consumía la carne de los animales, no había nada de lo que hay ahora, ahora esto parece un paraíso, todo lo venden, todo está ahí en el supermercado. Pescábamos salmones de doce kilos o más, salmones de verdad, no como ahora, que están todos intervenidos y uno ya sabe que si va cerca de las salmoneras puede haber un buen número de víctimas, antes era a la suerte. Una vez saqué uno como de quince kilos, pero no me gusta contar esa historia porque nadie me la cree, sobre todo cuando digo que fue en una poza pequeña frente al campo, cruzando el camino.
A veces tenía que viajar de Aysén a Mañihuales con la tropilla de animales, mis otros hermanos no iban porque eran pequeños y mi hermano mayor debía quedarse soportando a nuestra madrastra. Iba solo, con mi perro, mi rifle, mi poncho, mi caballo y caga´o de frío. Llevaba carne y la cocía bajo la montura, el sudor del caballo la salaba, y cuando caía la noche, paraba, hacía una fogata y dormía abrazado a mi perro para darme calor. Eran tres o cuatro días que se hacían eternos. Cuando iba a Coyhaique había que pasar por todas esas quebradas y farellones donde hoy hay un túnel. Eran días interminables en los que sufría la dura soledad que te recuerda ese frío que te hace doler, que te recuerda de una cruel manera que estás vivo, y ese viento de la Patagonia, el perpetuo silbido que te sigue como sombra y que te tira a veces sobre el pasto del cansancio, es como si el viento te quitara el aire. Pero el silencio era un privilegio, hoy ya no tenemos un minuto de silencio, pero también ese mutismo era terrible cuando la melancolía te cobijaba como un cómodo hogar. El silencio juega malas pasadas. El silencio me juega malas pasadas. En esta mesa del comedor, con la TV encendida, el buen vino y los platos con los restos de comida. Miro a mi padre y trato de volver a la vida de antes, ahora todo es tan ajeno, tan cercano a la vez. Aunque haya nacido en un medio rural y lo haya dejado para ir a la Universidad y ahora aquí de nuevo, entre supermercados y bancos. Nunca seré urbano, nací gaucho casi argentino por más que me pueda mimetizar entre los ciudadanos. Saco un cigarro y lo prendo tal cual como si corriera ese viento sureño, miro hacia la mesa, busco los ojos de mi padre senil y enfermo, y lloro. Lloro porque, a pesar de todo, lo logramos, no sé cómo, pero lo logramos. Una extraña melancolía me hace sentir lástima por este hombre sentado junto a mí, que espera su muerte sin saber casi nada. Fumo mientras lloro porque mi padre nunca supo nada de mi.
[...]



Escrito por Ivonne Coñuecar Araya
Ivonne se crió en La Patagonia y ahora vive en Valdivia. Estudia periodismo y tiene una agenda bien ajetreada, ya que está haciendo su tesis, pronto publicará un libro, gestiona eventos literarios, entre muchas otras cosas. Tiene 29 años y ha ganado varios concursos de creación regional y también participado en diversos encuentros literarios. El cuento "El frío no congela, duele" ganó el 1ªlugar en cuentos del Mundo Rural 2004, FUCOA, X Región.

Su risa | Microcuento


Estamos de pie en la esquina de Alameda con Vicuña Mackenna. Nos rodea medio Santiago que espera la misma bendita micro que nunca pasa. Se ríe demasiado y quiero que deje de hacerlo. Tiene una risa caprina, llamativa y que molesta los oídos. Chilla al comienzo y se vuelve monótona mientras dura, el ruido agudo da golpes en tu cabeza y te hace arrugar la frente de incomodidad.
Miro la hora y la micro no aparece. No le contaré otro chiste nunca más.


Noviembre de microcuentos en El Puñal.

Escrito por Sonia Leal Valenzuela
Sonia nació en Santiago y comenzó sus primeros escritos a la edad de 18 años. En la década del 90, participó en algunos concursos literarios de La Zona de Contacto y Revista Paula. Por diversos motivos dejó de escribir por un largo tiempo, dedicándose al campo de la traducción y a su carrera de secretariado. En la actualidad ha vuelto a crear y comenzó a trabajar en el taller de creación de "El Puñal".

1 de noviembre de 2008

Glamour en cuotas | Microcuento

Voy atrasada y se supone que los pies no me lastimarían, sigo caminando sin mirar el cielo porque debo vigilar el cemento viejo que me hace trastabillar a cada paso. Él no es amable con las féminas que usamos tacones altos, grietas van, grietas vienen y las muy insensatas han decidido hoy atraparme como víctima, robando a la pasadita un tacón de mi zapatito de charol.
Suspiro desesperada buscando un amable zapatero que sane este entuerto y vuelva a la vida a aquel zapato por el cual me endeudé en total la suma de lo que algunos llaman ¿sueldo ético?


Noviembre de microcuentos en El Puñal.

Mi nombre es Nicolle Tagle Bea y mi pseudónimo es Poeta Star....www.poetastar.tk
He salido del closet, pero no por asuntos de sexualidad, si no mas bien por motivos de extrema sensibilidad, jeje!!!