28 de marzo de 2006

Se acuerdan de Julio, el pato del silabario?

Hoy supe que Visor publicó una Antología de Poesía Chilena del SXX, cuya selección y comentarios estuvieron a cargo del famoso Julio, sí, ese mismo, aquel que cuando viene a Chile no comprende por qué nadie lo para en la calle para pedirle autógrafos, ni menos por qué las 'minas' no advierten en su encanto...
Es gracioso ver como aquel que busca figurar y hacerse de fama logra su cometido, estoy segura que hacer comentarios y crítica le viene bien a su personalidad.

24 de marzo de 2006

comentarios sobre 'El Puñal'

El año pasado tuvimos una reunión en la que hablamos de este cuento. A continuación transcribo 3 puntos importantes de ese trabajo de taller:
1.- La materia, las cosas intencionan: el objeto cuyo fin es matar llega incluso a presentir el instinto asesino de quien lo posee. Aquello que no se consuma o no se concreta trae frustración, la muerte no llega porque los hombres juegan.
2.- La personificación o la humanización del objeto: Un puñal antiguo, valioso asciende a su máxima expresión en ese sueño de tigre, fantasía aspiracional del cazador.
3.- El comienzo del cuento: 'En un cajón hay un puñal' nos sitúa magistralmente, haciendo aparecer el objeto central, su entorno y el personaje detrás.

Los invito a agregar los puntos que ustedes consideraron importantes, para aumentar este análisis breve y hacer honor al nombre de nuestro sitio.

22 de marzo de 2006

quiero leer Bonsai

Supe que salió el libro Bonsai de Alejandro Zambra, editado por Anagrama. ¿Quién lo ha visto? cuéntenme qué tal está. En la página www.letras.s5.com dicen que él escribe con las víceras en la mano, un comentario pobre tratándose de un poeta.
¿Cuánto costará? si lo ven por ahí, curioseen y me cuentan.

20 de marzo de 2006

poema uno

como el alba
lloro los caminos
en esta tierra que de tan seca se pierde en la gravedad de otro centro

como la cierva
lloro el agua
con pausas que de tan amargas en lugar de ritmo dan hondura

en horas en que nadie sabe cuanto morir
nos obligan a hacerlo un poco cada vez