10 de noviembre de 2008

Mío | Microcuento


Me lo dijiste más de una vez: soy tuyo, tuyo totalmente.
Yo te preguntaba: ¿de cuerpo y espíritu? Sí, - asentías tú -, de cuerpo y espíritu. Todo lo mío es tuyo. Ahora, anda...cómeme de nuevo.
No entiendo entonces lo que te pasa... no comprendo el gesto dolido de tu rostro, el reproche vívido y hasta el miedo – casi, diría yo – con que me miras mientras te desangras lentamente sobre mi cama.
Digo, me miras. O más bien, miras el pingajo sangrante que sostengo entre mis dientes.
Acaso, ¿no repetiste hasta el cansancio que lo tuyo era mío?



Noviembre de microcuentos en El Puñal.

Escrito por Amanda Espejo, grupo La Mancha de Quilicura
http://www.lamanchadesdequilicura.blogspot.com/
Ilustración de Francisca lagos



3 comentarios:

lichazul...elisa dijo...

gore al cien por cien
me gustó!!!

muakismuakis

queli dijo...

Tragicómico, me reí mientras mi mami ponía cara de asco.
Felicitaciones Amanda.

Zara Bahdí dijo...

Bravo...me gusto demasiado...un cuento bastante real...