24 de diciembre de 2008

Poema de navidad | Mauro Rojas


Esta noche
traes para mí un nuevo desierto.
El sol se ha ocultado
y las memorias de vivir también
Parece que tu amor hizo de mí un sueño
o un misterio más
como la vez que escribimos “risa” sobre el sol.

Así de extraña y gigante
(como todo misterio)
es nuestra vida
y el dibujo yo soy, que tú hiciste
y fue como un sueño, como conversar
y preguntarte:

-¿Qué es el infierno?
escuchando de vuelta:
El infierno para mí es un lugar
con infinitas posibilidades de sufrimiento

y todas esas voces queridas que son tu cuerpo, también
como un lugar lleno de sueños,
pero mi paraíso
o el otro cuento que hice con mis clavos
es también un lugar lleno de sueños

Y por ambos lugares te hallaste conmigo así
me enjugaste la frente, y tu cuerpo seco
ya no era mi reflejo ni el reflejo del cielo
era una forma de vivir cientos de vidas

(pero los números y el tiempo no importan)

Por eso me dijiste:
“cualquier cielo o infierno
puedes dibujar en tu cuerpo de infinito

y ese eres tú
ese sonido
que no tiene nombre que podamos entender
Y por eso
por ese estar siempre en lo que es vivir
nos quedamos sentados en una cuneta
en la noche de Navidad
en la que aún esperábamos regalos
en la que aún oíamos campanas

esta noche,
que es nuestro obsequio
y nosotros
que también lo somos.





Escrito por Mauro Rojas.


Mauro canta bonito, lo vi en una tocata llamada para Parejas en Conflicto (algo teatral-musical). Estudió literatura en Valparaíso y escribe y toca desde Recoleta (Santiago). Su poema Recoleta fue mención en el concurso de poesía CIUDAD y MEMORIA 2008.

No hay comentarios.: