18 de febrero de 2012

Poema 40 | Sergio Manganelli, Argentina

Lo más complicado de la muerte
no es morir,
sino acostumbrarnos a que el mundo
se las arregle sin nosotros,
que ni siquiera perciba
nuestro sillón vacío,
el polvo en nuestros libros.

Lo triste es añorar,
-debajo de la tierra
o zumbando en el aire-
el beso de los buenos,
la taza de café,
la balada de amor,
o el ardid asesino.

Lo maravilloso es
que entre tanto despojo,
nos abriga el recuerdo
de ausencias que sentimos.
Solo algo consuela:
                              el corazón del grillo

                                                           en la palma de Eos.

Sergio Manganelli nació en Haedo, Provincia de Buenos Aires, Argentina,el 28 de febrero de 1967. Reside actualmente en San Antonio de Padua, al oeste del conurbano bonaerense. Sus poemas y artículos han sido publicados en una importante cantidad de diarios argentinos, de México, Colombia y España. Asimismo en revistas culturales y literarias de Argentina, Brasil, España, México, Estados Unidos, Puerto Rico, Francia, Colombia, Venezuela, Chile, Cuba, Nicaragua, etc... Obtuvo entre 1991 y 1999 una treintena de premios y menciones en su país. Se encuentra trabajando en la edición de “Sangre de Toro” -poemas y banderillas-, que se editará inicialmente en Buenos Aires y posteriormente en España.
En 2011 ganó el Primer Premio de Poesía de la Universidad Buenaventura de Cali, Colombia, entre participantes de 30 países, por sus poemas “31” y “36”.-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha gustado, mucho...mucho...quedan poetas. Vaya si los hay. Beso. Mayra

Isis dijo...

El poema mas luminoso que leí acerca de la muerte...muy bueno!!!

Anónimo dijo...

Musical y bonito!!!!

Anónimo dijo...



POEMAZOOOOOOOO!!!!!!!!