28 de febrero de 2012

Podríamos abrirnos | Patricio Cortés, Chile

Podríamos abrirnos los brazos
desgarrarnos el tórax
y armar una corona de costillas.
Podríamos hacer tanto y sólo nos quedamos mirando el infierno.

Quisiéramos pasar una temporada en el cielo,
quisiéramos morir por un segundo
y abrir las puertas de mármol.

Pero preferimos desintegrarnos aquí,
en una plaza, en una cama,
en la noche que tiene gritos de lamento.
Y aún cuando podríamos levantar ciudades al unísono
nuestras voces callan
las lenguas son de hielo
y nos queman
nos arden por gritar lo que no está permitido.

Y te clavan un mensaje desde que naces:
“Siempre debes dejar algo de lado”.
Pero yo quiero tomarlo todo,
quiero vivir un infierno y un paraíso
en cada parpadeo y respiro.
Quiero volar y estrellarme en la tierra,
porque deseo forjarme de realidades,
de llanto, risa, dolores, sangre, polvo, árboles
ríos, volcanes, océanos, insectos, aves, llanuras,
quebradas, ácidos y humo.
Quiero estar lleno de enjambres,
ser telúrico e inmóvil,
ser infinito.

Ojalá pudiéramos trascender del llanto a la alegría,
de un grito a un silencio.
Ojalá supiéramos desenredar el nudo  de la muerte y la vida.


Patricio Cortés, poeta chileno.  El año pasado fue becado para el taller de Raúl Zurita en la Universidad Diego Portales. Ha sido publicado en www.artepoetica.net, con una breve antología y en la revista ttp://www.balancepatriotico.cl/ con el poema "Las venas de un país que ya no sangra".

No hay comentarios.: