27 de febrero de 2012

El padrino de la Luna | Christopher Rosales Tognarelli, Chile

Mujer o Sirena, El Sueño de Quien, 70x50 cms. Año 2006
Bruna, Patricio. Mujer o Sirena, El Sueño de Quién. 70x50cms, 2006
Estoy feliz.
Por fin podré hacer poemas a la luna que antes robaron
los líricos hombres lobos
de la romántica poesía poco semántica:
mi eterno placer culpable.

Ha nacido, renacido, reencarnado,
la Luna, tu hija, amigo, wacho,
mi sobrina adoptiva
el tío no sanguíneo de exhortas experiencias
“El Padrino”
(con tono del “Padrino”
que evidentemente no sé reproducir por escrito
(siquiera en la vida real me sale bien))

Luna llena/de gracia(s)
que nos pillas de sorpresa
y desesperamos (más de lo normal)
y lloramos
y estamos mas alegres que la cresta
como si de nuestras pobres vidas
eliminaras dicho epíteto
tan doloroso como cierto


No sé mucho del significado de ser padrino,
tal vez tenga que mandar a matar a alguien
-“Baila para mí, Corleone, Baila!”-
o, no sé, algo así
ni he visto la película
(perdónenme el sacrilegio [sic]).

El beso de la muerte
tendrá que ser claramente
distinto de los que te doy a ti, Valentina:
Practicaré.

Pero, como dije antes y no me canso de decir,
estoy feliz,
y lo digo con seguridad
soy miedoso, lo admito,
pero esto no tengo miedo de decirlo,
seré padrino
y no cualquier padrino
el padrino de la Luna
                                     Nueva,
                                                Creciente
                                                              Y Llena
y francamente no entiendo lo que se hace en estos casos:
tirar, quizá, una monedas a uno cabros chicos carroñeros
o que muerdan mis calzoncillos, pinches cabrones!

Nunca he sido abuelo ni padre ni madre ni nieto,
                                                                                     siquiera hijo
que sé yo de ser abuelo, padre, tío, Padrino!
Con suerte (y mucha) se cantar canciones de cuna, Luna, “Bambina”,
aunque éstas te corresponden a ti po’ compadre.
Por mi parte me limitaré a corear Enter Sandman, de Metallica,
al son del móvil de animalitos y esas cosas
o bien te leeré, Luna creciente, algo de Borges, Whitman, Brecht,
o incluso Shakespeare,
para presumir mi intelectualidad
y tú reirás de mi torpeza.

Soy Padrino,
la alegría se respira en tus pañales, bebita,
mas sólo resta decir :
Capichi”.

Christopher Rosales Tognarelli (alias Don Cris), nacido, criado y mal criado en la comuna de Estación Central, Villa Francia, en septiembre de 1989. Es poeta y estudiante de Literatura en la Universidad Diego Portales. El año 2006 gana el primer premio del concurso de poesía de Fe y Alegría (fundación a la que pertenecía su colegio San Alberto). El 2008 publica su libro “Poesía desesperadA (y a ratos desamparada)”. El presente año es galardonado en el concurso “Nuevas letras de Chile” y difunde la poesía por diversas actividades culturales, enfatizando las realizadas en poblaciones.

No hay comentarios.: