1 de septiembre de 2008

Ciego

Conversé con un ciego,
Me dijo que le explicara como era el color rojo,
Le dije que era como color de corazón.

Me dijo que los corazones no son rojos,
Algunos son grises y otros azules,
Los más extraños son los amarillos
Pero rojos no existen.

Estoy equivocado, le dije.
Se rió de mí,
Levantó sus lentes
Y me guiñó el ojo.

Extraño encuentro sostuvimos,
Simpática conversación,
Canciones de sordomudo
Se escuchaban a través de los auriculares,
Los auriculares de la vida.

Texto escrito por Juan Pardo.
Juan es estudiante de 5to año de Licenciatura en lingüística, aplicada a la Traducción Inglés-Portugués. Tiene 23 años y vive en Puente Alto. Ha presentado sus escritos a nivel de concursos literarios locales.

1 comentario:

lichazul...elisa dijo...

que buen tratamiento de la palabra
felicitaciones

elisa