4 de febrero de 2011

Cantos del bicentenario | Karina García Albadiz, Valparaíso

Zumba la gente en este palacio colectivo antes que llueva
Abriendo la tarde se piensa en la patria
¿Dónde está la patria en un país como este?
En la comida que es un tema, los desfiles ante los monumentos nacionales
El recuerdo de un soldado que acompaña a la virgen de las vírgenes
Sólo se ve un puñado de héroes que fueron elegidos para recibir formación europea
Hoy nos dice una canción paradojalmente española que el maestro poco nos enseñó

himnos banderas escudos  
Una patria como cuerpo que adoptamos y nos adopta
donde la Violeta y Víctor son irremediablemente suicida y mártir
en este anochecer de lecturas
Patria en las monedas para dos bolsitas de té y el pan no puede faltar
Ante tanta construcción del estado y ese llamado a la unidad nacional
me vuelvo con un enorme producto cultural ni siquiera recepcionado
Nuestros pensadores no valorados,  nuestra experiencia
En cuanto resultado todo va y el proceso sencillamente dejado de lado
Se apostó a ganador, nunca antes estuvimos tan alejados de los demás
El jaguar de Latinoamérica recorre el imaginario y no escucha
En 1910 el Parlamento dispuso de  5 millones para celebrar el Centenario
Cuánto dispondrá el Gobierno hoy? El mismo banquete de la Oligarquía
Para demostrar que Chile estaba a la altura de Europa
Antes el Museo de Bellas Artes, ahora el Museo de la Memoria
La misma Dictadura de la Luz para la ciudad ilustrada
El mismo intelectual sintiendo nostalgia de los putos franceses
Sólo cambiaron a Foucault por Badiou
Sepan los que parecen más reservados los que tratan de ser más ecuánimes
Aquellos nos acusarán de sectarios, de ultrones
mientras la  traición reina a todas luces
Pero qué quieren, venimos de la otra ciudad del cerro arriba, del puerto lupanar
Del zanjón o conventillo, cité del plan, entonces ante el dogmático “no creo en la lucha de clases”, recordaremos que esa es nuestra clase, la de origen
que muy pocos han nacido en cuna de oro lo que pasa es que muchos mienten
y ocultan…..
Danzan las coordenadas previas en la que se crece: país familia sociedad
no dejan de explicar los componentes fundamentales de una vida
nuestra tarea artística e  intelectual
Los profesionales aunque opinen políticamente lo contrario avalan en la práctica
La educación y medicina privada, esa casa propia construida según propio gusto
Ese automóvil particular o esa fiesta de matrimonio a 24 cuotas
Consumo del más refinado como sea posible y de fondo: la más pura Indiferencia Social
Los partidos políticos son Agencias de Empleo
La gente se viste demasiado bien en Chile, habrá que empezar a vestirse mal
Esto de preocuparse por la maldita presentación, de cambiar el auto todos los años
De pedir comida a plazo en el supermercado a tres o cuatro cuotas precio contado
Bebo mientras se pide la renuncia de los presidentes de partido
Resulta que la responsabilidad ahora es la mala elección del candidato
De los nulos, de los que no se inscribieron, sólo detalles:
68% de los chilenos no tienen un contrato laboral permanente, sino precarista
68% gana menos de $ 180.000 mensuales
62% de los niños que nacen en un año son “huachos” (sin familias constituidas)
46% de los chilenos padecen de neurosis o depresión
66% de ellos no lee ningún libro en el año
la tasa de delincuencia se mantiene alta e intratable
se está impulsando otra militarizada “pacificación de la Araucanía”…..
Paseo mientras el gobierno vive su fiesta de la cultura, su carnaval
y la artista de moda parafrasea la canción de los 80
Las heridas las preguntas de los quién
Las cartas no enviadas
El tiempo
Tú, mi niña, tendrás que guardar las cosas que no son de dios
ante esta ráfaga de extrema derecha que llega
Porque en este día variando a parcial nublado
los pies de hierro y barro del Elvis seguirán acarreando colchón y batería
Para parodiar en la plaza el próximo domingo desgastadas canciones de amor.

Karina García Albadiz, poeta, Magíster Interdisciplinario en Estudios Humanísticos. Gestora del Centro de Investigaciones Poéticas Grupo Casa Azul con sede en Valparaíso que incorpora poetas, pintores e ilustradores. Su voz editorial es la Revista Botella del Náufrago.

2 comentarios:

Analía dijo...

Apreciada Karina:
Conmovedor tu texto, intenso, real y comprometido. Gracias por compartirlo.
Aprovecho este espacio para felicitarte a vos y a toda la gente de la Revista El Puñal, deseando este nuevo emprendimiento literario de difusión les colme de recompensas y satisfacciones a cada uno de sus integrantes.
Te mando mi cariño y mis mejores deseos para vos y toda tu gente
Con afecto
Analía

Tiago dijo...

Se hace vieja la patria, ya casi irreconosible, entre tantos lugares para comprar delivery de sushi. Qué queda de esas gentes de comienzos del XIX??