27 de julio de 2008

Con esta carta me despido

Con esta carta me despido
de los abrazos ciegos
del polvo de las estanterías
digo adiós a los museos,
en especial, a las bibliotecas

Hay un niño atado al poste
de la cama
hay un incendio en el pozo
de la vela,
los libros arden
en la tinta de sus ojos

Con los años
la piedra se consumó en cristal
allí donde tracé la ventana

Bajé de la torre en una cometa
a la república de los labios
la sangre es real, la carne
puede morir pero vivimos

El río nunca es naturaleza muerta.

Texto y fotografía de Rodrigo Suárez

No hay comentarios.: