4 de mayo de 2009

Yo te nombro prudente | Maritza Álvarez

Tus ojos como estrellas me gritan tu amor
Y cadavéricos fantasmas huyen en la cesantía del olvido
Tus ropas están cubiertas de tu sangre en la tierra
Y anocheces cuando el sol no da tregua a su milagro
Se me olvida que es tu nombre un ruiseñor
Un olvidado tango apasionado
La casa de madera roja
Que se burla de los vendavales del sur
Entonces yo te nombro prudente entre la espera
Y el desatino
Entonces yo irrumpo en tus sueños y lo olvido…
Olvido que ya dejé mi huella en tu corazón dormido
Se me salen las notas de la pauta que escribo
Se arrebatan de soles, se embriagan del estío
Como formas piadosas van cruzando los umbrales
Seguras y eternas como promesas divinas
Nubes, estrellas, tu mano en la mía y canciones
Te encontraré temprano entre el saludo señero
Te adormeceré en el silencio de la tarde
Me nublarás las razones, me perderé en tus silencios
Te pediré tu corazón, tú me darás el universo…



Maritza Álvarez
Es aficionada a la poesía desde pequeña y en la adolescencia llenaba cuadernos escribiendo, descubriéndose y tratando de descubrir los misterios de la vida. Nació en la ciudad de Valparaíso, tiene 46 años, estudió Dibujo Gráfico Publicitario y Fotografía.

1 comentario:

Manchados dijo...

Leí esto tres veces y me atrevo a decir que tiene un gran valor en imágenes, aunque hay que podarlo de palabras que le hacen pesar demasiado. Me gustó... es un buen elemento para trabajar con él.

Amanda