1 de abril de 2008

Todo lo que veo


Texto escrito por Elizabeth Cárdenas


Es la música, ella te trae
cuelgas de las notas
y las veredas nocturnas
de mirarse los zapatos
Tu brazo, mi codo
el rostro guardado
mis pies desnudos
caminando sobre brasas

El gentío es un bosque
que guarda silencio
Recogí sus hojas
durante el freno, la chispa
la estación vacía

Estás en todas partes
frente al espejo
en el crujir de las piedras
Tan fácil y huidizo
mi pie, tu rodilla
la hoja que como el árbol
tiembla.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Querida, en este su último poema que leo, hay algo oculto, un sentimiento apenas insinuado en los versos suelto que usted escribe.
Da como una penita leerla, una cierta inseguridad hacia la hablante, ya que ella quiere decir mucho y sólo esboza...sugiere...se contiene.
Decídase a contemplarse a fondo en el papel.
Muy delicado y femenino.

Amanda

Zara dijo...

Elita linda, gracias por ser tan fotográfa, por tus comentarios, me gusta la nostalgia mucho, demasiado, eres entrete como en el cuento del bus que leímos en el taller y triste como acá en Todo lo que veo, bien cariños, saludos al profe Roro.