28 de abril de 2008

Dolor

Texto de Elizabeth Cárdenas

UNO sólo.

El que duele,

el que sufre

cuando se ha avecinado el destino sobre mí

y me he replegado, silenciosamente.

Mi corazón, yo, mí mismo, se quiebran

Mientras los pedazos suben

por mi garganta.

Arde mi rostro

Arde mi frente

No consigo llorar.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Te recuerdo Eli...
Un abrazo.