25 de noviembre de 2007

Te cuento algo...

DEMhORA

"¡Maldita hora! Parece que avanzara a paso de tortuga. En el estómago no siento mariposas, más bien rayos y truenos. Le haré pagar estos cinco minutos de atraso.
El chocolate de emergencia no ocasiona tranquilidad, tiene efecto de cafeína. No debí colocarme esta blusa, ni siquiera esta falda.. Estoy perdiendo el sentido... Qué gorda me siento..."

Las olas de personas van y vienen por la ancha vereda, cada vez que se prende la luz verde en la esquina, sin arrastrar hasta la orilla a Daniel. Ella aguarda en una mesa deseando que el viento se la lleve. A ratos cree que es una locura, a ratos divaga entre pensamientos, otras veces sólo blasfema.

No hay comentarios.: