14 de julio de 2009

POESIA DE POLI ROA | Desde Puerto Montt

TREN DEL LAGO AL PACIFICO


Salado, dulce,
Flota extasiado por el movimiento circular del viento
Que no puede pasar por entre los besos.
Tren
Lago gris
De espuma
Espera ser visto por las risas de los amantes muertos
Leyendas de estaciones rojas
Espuma y viento.
(Más que lava, más caliente)

Tren de dedos geográficos
Toca la punta
Todas las puntas
Las puntas de los pinos olorosos,
De cualquier árbol que florezca.


Su ritmo de infierno,
Su espera de porcelana
Tatuados en los durmientes,
Despiertos de tanta música de piedras
De tus pasos de niño solo, esperando el tren.
De lago
Gris
Espuma
Espera ser visto
Por caballos alados de nubes violentas
Puestas unas sobre otras
Para darle la importancia
Al cielo
Que dice ser más que un tren.
Más que el niño solo
(Más que lava, más caliente)





Comienza a llover trenes
Bajo las piedras me quedo,
Su música me ensordece,
Siento la boca dulce y salada
Los últimos sabores, luego nada.
Las puntas vuelven a tener brotes.


Nariz helada
Toca el metal del vagón lleno.
Decide dar dos pasos en falso.

Acomodándose las piedras
Para el último rockanrrol de la tarde
Se frotan
Se chocan
Mientras lamen las notas borrachas
Olor a tren suspendido.

La mano convertida en boleto,
La otra gotea estaciones
Rojas
Espuma y viento.

Vagones de siluetas
No se distingue
El niño
Los amantes
Los pinos
Los caballos alados
La porcelana
Las mentiras
Los pasos en falso.


Tren del lago al océano
Viaje de ida y vuelta
I que da
I que vuelva
O que lance la primera piedra.





LAGARTOS



I
Juego con lagartos en la pared
de colores sobre mi
de sabores sobre el
sueñan mares
vuelan
juego con lagartos de colores
uno a la vez







II

No existe insomnio que dibuje un sol
No existe salto mortal
Laguna negra
Fisuras perfectas
Falsos sonidos
la casa manchada
la carne espera
un muchacho ciego nos guía
la coraza se multiplica violeta
el humo envuelven
paciencia
clorofila envuelve la casa
azul del bosque
latidos
mariposa nace en mi lengua
me envuelve su estela
me envuelve su estela
rio
mueca ancestral.


III

Me llamaron laberinto creyendo que no dormía La sombra exhala en las
esquinas de las llaves caramelo Para sacar las esquirlas de mi cuerpo
y domarme bella contando pasos sobre la leche Cuando atardecía en las
ciudades las bestias se rendían a la forma de las rocas que adornaban
la estaciones vacías Me llamaron laberinto librado una batalla
inexistente de hembras grises suspendidas sobre el rio.





Escrito por POLI ROA.
Poeta nacida en Santiago, radicada hace ya 6 años en Puerto Montt. Sus escritos lucen marcados por la cercanía a la escena Rock de los 90. Precursora y Gestora Cultural de varios encuentros en el sur de chile como 'Sur itinerante' y 'Riesgo País'. Participó en en el taller de la Fundación Pablo Neruda Zona Sur dirigido por Clemente Riedemann, Puerto Varas. Atraída también por la dramaturgia, se incorpora a la Producción del Festival de Teatro para niños que se realiza en el sur de Chile por las Islas australes. Dos de sus proyectos escriturales aún inéditos son “A” y “Lengua de Gato” de los cuales ha publicado sólo fragmentos en revistas literarias.

2 comentarios:

Energetic_creative dijo...

Poli, te felicito !!
me gustó tu poesía, viví 6 años en Osorno, por tanto imaginé cada detalle, rememoré capítulos anteriores de mi vida. Realicé de nuevo viajes añejos hacia Puerto Montt y disfruté con los paisajes pintados en las ventanas.
Qué estés super !!
Pám.

Anónimo dijo...

Hola , mi nombre es Cesar y escribo poesía, llegue hace poco a esta ciudad y quisiera contactar a alguien que me oriente en cuanto a talleres de poesía. Me gusta lo que ud escribe. Quisiera si me puedes orientar. Te dejo algo de mi.
Tengo un miedo terrible al silencio de sus palabras
No es que le tenga miedo a la distancia
No es que de cuando en cuando su boca callada
o su mano que no escribe tan solo una palabra
es solo que tengo miedo a ser ausente de su mirada
sentir su sonrisa ajena, sentirle fría y tan lejana

Tengo un miedo terrible a las distancias
Y me refugio en sueños de volver a encontrarla
De compartir por las noches algo más que un besarla
Y cobijarme en sus senos como un niño de infancia
Y despertar empapado de su amor en las mañanas
Cansado de amarla hasta el encuentro del alba

Cesar Martinez ilariomartinez@gmail.com